jueves , mayo 30 2024

Zigaran «aún no logra la paz social, ni cumplir los compromisos de pago»…

A mas de un mes de haber asumido como interventor de Aguaray, Adrian Zigaran no pudo resolver los problemas más urgentes y dar la tranquilidad que la población esperaba. En una especie de confesión a través de la cuenta oficial de facebook de la Municipalidad, el elegido del Gobernador confiesa, no poder resolver el conflicto social y la demanda de pagos pendientes. Una llamativa afirmación previo al fin de año.

Algunos indican como una especie de sincericidio, la confesión de Zigaran, ya que la espectativa puesta en él, era muy alta, luego de ser presentado, como el hombre elegido por el Gobernador Gustavo Saenz, para resolver los problemas más acuciantes, entre ellos, la paz social y las finanzas. Desde muchos sectores habían planteado que la falta de experiencia como administrador de la cosa pública, sería un duro desafío para el Comisionado Interventor, quien nunca antes fué electo para ocupar cargos públicos. más aún tratándose de un Municipio divido en dos fracciones, entre los que apoyaron al intervenido Jorge Prado y los que acompañaron al difunto, Juan Carlos Alcoba.

«La situación financiera del Municipio sigue siendo MUY CRITICA» Así comienza su comunicado el flamante designado interventor, quien ante los hechos, parece demostrar, que no trajo con él, las soluciones económicas, que se esperaban desde el gobierno de Saenz, aduciendo que la pandemia por COVID-19 hacen imposible que la provincia asista con dinero, para cumplir los compromisos pendientes de pago y atender el requerimiento de los gremios municipales, los cuales ya adelantaron un paro con toma del Municipio, si no se otorga el aumento retroactivo del 20% por los meses de Febrero y Marzo.

Hasta el momento no hay ningún trabajo de la Auditoría de la Provincia, sobre la real situación financiera de la Municipalidad de Aguaray. Hecho que sorprende porque es lo inmediato que debe suceder, posterior a la intervención de un Municipio. Hasta aqui solo se conoce el corte contable que hizo Zigaran, dónde según sus números, habría una deuda de 19 millones de pesos, que habría dejado el ex intendente Prado. Pero luego habló de más de 300 millones, lo que le quitó seriedad a su imforme sobre la situación financiera en Aguaray. Al no resolverse los problemas económicos, la paz social vuelve a quedar cuestionada, ya que surgieron denuncias, dónde se habla de un pacto entre Zigaran y los miembros de «ADECO», quienes comenzaron a ganar terreno dentro del Municipio.

Check Also

El Oso, Franco, Urtubey, Maroco, Restom, Godoy Pailler, Villa, la Coqui y otros… Juntos en un acto del Partido de la victoria.

Las fotos comenzaron a emerger desde el recinto donde se realizaba el acto en el …