viernes , junio 14 2024

Según el jefe de la seguridad del hospital la bebé fue sacada por la ventana del 1er piso

Pasaron 3 días desde el momento en el que se cometió el delito de raptó a la menor mientras estába en una habitación de maternidad del hospital de Tartagal, a metros de sus padres y 76 horas después del hecho no hay ninguna pista sólida de quienes pueden haber cometido el ilícito.

Entre tanto desconcierto y en el apuro por decir algo ante la demanda de información respecto de como sucedio la sustracción de «Estrella» nombre que le pusieron sus padres luego de la aparición de la niña. El Licenciado Ciro Esper, propietario de la empresa «Segu Nor» a cargo de la seguridad interna del hospital de Tartagal, se refirió sobre el tema y desarrolló una rara teoría, la cual parece no contar con una base sólida, aunque él asegura que la nena no fue sacada por ninguna de las puertas de acceso que están bajo el control de su empresa, sino que fue raptada por la ventana de la habitación que dá hacia la calle Tucuman. Según Esper de profesión Licenciado en Comunicación Social, la niña habría sido envuelta con la sabana de su cuna y deslizada con la misma sabana desde un primer piso, hasta la planta baja, donde había «una mujer» que la estaba esperando para recibirla.

Imagen ilustrativa que refleja la altura de una ventana del primer piso donde se encuentra la sala de maternidad.

A prima fácie la maniobra descripta por Ciro Esper parece algo difícil de realizar, considerando que a las 7 de la mañana el movimiento hospitalario se torna agitado y por ende ese intento habría quedado al descubierto. Además se debe considerar la altura que separa el primer piso de la planta baja, que como muestra la imagen hay al menos 4 metros de altura entre la ventana de maternidad y la planta baja. Otro aspecto que parece refutar la teoría cuasi cinematográfica que presenta Esper, es el tamaño de las sábanas de la cuna, que no tendrían la extensión suficiente para deslizarla a la niña desde esa altura, por más elástica que pudiera llegar a ser la tela. Según estos dichos Esper tendría mejor información que las fuerzas de seguridad que parecen bastante desconcertadas, ya que el empresario menciona que hay un testigo que vió a una mujer que sería cómplice del delito, la cual habría recibido a la niña en la planta baja sobre la vereda de la calle tucuman.

Lic Ciro Esper, propietario de la empresa «Segu Nor» a cargo de la seguridad del hospital de Tartagal.

Toda esa teoría podría ser fácilmente contrastada si existiese en el hospital un sistema de video vigilancia, que por otro lado habría impedido el delito, o habría ayudado a resolverlo a los pocos minutos con las pruebas fílmicas. La teoría de Esper parece más un intento de quitarse las responsabilidades que le pueden llegar a caber como propietario de la seguridad interna del hospital Juan Domingo Peron. Aunque su teoría deberá aún no debe ser descartada y debe ser analizada por las autoridades judiciales.

Check Also

El Oso, Franco, Urtubey, Maroco, Restom, Godoy Pailler, Villa, la Coqui y otros… Juntos en un acto del Partido de la victoria.

Las fotos comenzaron a emerger desde el recinto donde se realizaba el acto en el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *