lunes , mayo 27 2024

Nunca volvieron todos «fallecieron 4 abuelos del hogar por COVID-19»

Entre tantas noticias tristes, por el fallecimientos, de nuestros vecinos en la ciudad de Tartagal, a causa del CORONAVIRUS. La novedad sobre el supuesto regreso de «todos» los abuelos al hogar de ancianos Padre Borghini, dicho asi por su propio Director, Luis Carvajal, quién aseguró, que los ancianos, estaban de regreso en el hogar, en perfectas condiciones, luego de haber estado varios días internados. Motivo por el cual, se sentia muy contento…

Carvajal, hizo esas declaraciones a distintos medios de prensa, quienes repitieron la noticia confirmandola como un hecho cierto. El 26 de Agosto, un día despues después de que la mayoría de los internos, habían sido trasladados nuevamente hasta las instalaciones del geriátrico, ubicado en Av Mosconi N° 651, en medio de tanta alegría y agradecimientos a la Municipalidad y las autoridades de salud, Carvajal omitió confesar, que hasta ese día, ya se había producido la muerte de al menos, tres abuelitos. Es decir que, de los 20 adultos mayores que fueron hospitalizados con COVID positivo, solo 16 regresaron al hogar.

El jueves 27 se produjo la muerte del cuarto anciano, de apellido Herazo, quien murió de COVID, luego de permanecer convaleciente en Clínica Divina Misericordia, lugar de internación, que se dispuso, por un convenio entre ese sanatorio y la gerencia del Hospital Peron. Ese mismo día, otro anciano fallecío en el geriátrico, aunque la causa de muerte no sería COVID, según el informe del Gerente del Hospital de Tartagal: Dr Juan López, quien habría intervenido en el diagnóstico.

Es llamativa la forma en que Carvajal escondió ante los medios de prensa y la sociedad, el fallecimiento de algunos ancianos que se encontraban bajo su cuidado. Por lo contrario, se mostraba felizmente emocionado, «por tener nuevamente a sus abuelitos en el hogar». Tartagal Al Día se entrevistó con el Dr Walter Escribas, el médico que intervino en la mayoría de los casos de fallecimiento de los internos. Para consultarle sobre la veracidad de las denuncias, que no brindaron familiares de las víctimas y personas que pudieron observar la condición en las que fueron trasladados los abuelos, de quienes nos aseguraban, que se encontraban desmejorados y en condiciones de aparentes descuidos.

El Dr. Escribas, confirmó los cuatro fallecimientos de los ancianos por COVID, sumado a otras patologías de base, que impidieron la recuperación de los pacientes. Aunque por sus declaraciones, pudimos deducir , que eran ciertas, varias de las sospechas de los familiares y vecinos, sobre la salud de los internos del hogar de ancianos Padro Borghini, ya que sus estados clínicos, eran de extrema vulnerabilidad. Entre distintas afecciones pre existentes, muchas por sus edades avanzadas, el médico indicó, que algunos abuelos se encontraban en cuadro de desnutrición, mientras que otros presentaban escaras, (heridas profundas en la piel, como resultado de permanecer por tiempos prolongados en una misma posición). Este simple diagnóstico, refuta los dichos de Carvajal, sobre las condiciones de los adultos bajo su cuidado, ya que según sus propias declaraciones, «Son especialistas en cuidar ancianos»…

Un cuadro más que preocupante, que desnuda una realidad oculta en el interior del geriátrico. Cuyo Director, niega las acusaciones sobre el estado general de los ancianos internados allí. Aduciendo que el informe de la clínica indica otra situación totalmente diferente. La Directora de Discapacidad y Adultos Mayores del Municipio de Tartagal, también declaró en algunos medios, que los abuelos «se encontraban estables y evolucionando durante su internación». Pudimos acceder a información oficial, brindada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Salta, dónde consta que el Hogar de Ancianos de Tartagal, recibe una suma anual de $2.900.000,00 (dos millones novecientos mil pesos). Aunque también existe otra partida de dinero, que se suma a ese presupuesto, destinada a financiar y promover los centros de jubilados, talleres, actividades y recurso humano, que cuida y acompaña a adultos mayores.

Ese dinero es enviado mensualmente al Municipio de Tartagal, quien debe transferirlo al Hogar de Ancianos. Sin embargo, cuando le consultamos a la funcionaria Municipal, responsable del área, de «Programas Descentralizados» encargada de transferir los fondos, manifestó que no podia brindarnos esa información. Le consultamos a Luis Carvajal sobre los recursos que recibe del Municipio, transferidos por Provincia, pero también se negó a brindarnos el detalle de los recursos que administra en esa institución. En todos los casos, se trata de información pública, y por sobre todas las cosas, de dinero público, que debe ser administrado con transparencia. Es un presupuesto de importante magnitud, por lo que resulta curioso, que algunos abuelos, se encuentren en estado de desnutrición, o cuadros de salud evitables con mejores cuidados. Además, en el caso de la mayoría de los internos, es el hogar de ancianos, quien cobra y administra las jubilaciones, pensiones, u otros beneficios en representación de los ancianos. El Municipio de Tartagal, podría ser solidariamente responsable de la situación, como órgano de retención y al no haber detectado a tiempo, las condiciones de los internos en el hogar.

Check Also

Nico Arce rindió sus dietas donadas de cuando fue Concejal

En un acto atípico para la política el Concejal mandato cumplido Nico Arce, realizó un …