lunes , mayo 27 2024

¿El problema de Milei es Milei? la forma vs el fondo…

La fortaleza de Milei esta en sus formas,  disrruptiva, violenta, anti casta. Es la sensación de reveldia que transmite a los  jóvenes y es el desahogo para la ciudadanos enojados con el gobierno por las crisis en la economía y la inseguridad. Milei se fortalece en esa crisis,  promete resolverla y aunque su metodo parezca poco ortodoxo, como poco probable logra con su discurso cautivar a un tercio del electorado y hasta le alcanzó para darse el lujo de quedar primero en las PASO, como de ser el que más chances tiene en un escenario de Ballotage frente a Massa o Bulrrich, cualquiera sea el contrincante.

Pero el problema de Milei es Milei por sí mismo, porque la fortaleza de sus formas en un tercio del electorado, generan a la vez preocupación en dos tercios restantes de la población. Y es que el problema no es sólo la forma, sino también el fondo. Son sus otras propuestas y sus ideas, que se contraponen con valores e ideales logrados atraves de concenso social, sobre puntos de vista en los que no hay grieta y ese consenso se refuerza frente a las propuestas libertarias, como la libre portación de armas. Esa idea genera miedo en una sociedad que observa aterrada el crecimiento del narcotrafico y la inseguridad, proyecta un contexto mucho peor del ojo por ojo o la justicia por mano propia.

Cuando Milei propone la libre venta de órganos, cuestiona también uno de los mayores consensos sociales y políticos alcanzados en la historia Argentina y
celebrado por unanimidad en ambas cámaras del Congreso Nacional, como fue la aprobación de la ley Justina, que cambio el paradigma de la ley de trasplantes de organos y por la cual ahora todos pasamos a ser donantes voluntarios, salvo que manifestemos  lo contrario. Según el pueblo Argentino nada más justo y solidario que ayudar a dar vida mas allá de la muerte. Lo mismo sucede con sus otras ideas y propuestas, como la libre venta de bebés,  cerrar la educación pública y gratuita para cambiarla por baucher de estudios. Su furia irrespetuosa con el Papa Francissco y otros discursos contra identitarios que refutan valores políticos, dogmáticos y hasta religiosos.

Milei es una contradicción en sí mismo, es un impredecible para propios y ajenos. Genera una disonancia cognitiva entre sus votantes y entre quienes están indecisos pero lo miran con entusiasmo y gestos de simpatia. Les atrae su discurso anti casta y anti politica, suena estimulante ante los fracaso del estado por muchas décadas, pero a la vez, es el propio Milei quien se encarga de confundirlos, cuando les dice que Domingo Cavallo fue el mejor Ministro de Economía de la Historia, que Menem fue el mejor presidente que tuvo el país, mientras  se rodea de dictadores como Antonio Buzzi y sindicalistas denunciados por corrupción como Luis Barrionuevo. Por otro lado Milei sabe que para ganar necesita los votos de Juntos por el Cambio, pero sostiene que lo asesinaria a Rodriguez Larreta, que si lo cruza en una silla de ruedas lo pasa por encima y a Patricia Bulrrich la llama Montonera Asesina. Crítica a los ñoquis de la política pero él no va casi nunca a las sesiones del Congreso donde es Diputado. La sociedad Argentina está confundida, quiere creerle porque está enojada por la crisis, pero temerosa aun de descubrir si el remedio de la crisis será peor que la enfermedad. 

Check Also

La Intendenta Guerrero de Mosconi denunció a un empleado por violencia de genero y sexismo.

La jefa comunal de Gral Mosconi cansada de las actitudes y comentarios que son moneda …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *